Ruta Vina Bonae Sunt

La Villa Romana de Fuente Álamo es un yacimiento arqueológico correspondiente a los últimos cinco siglos de la dominación del imperio romano en el sur de la Península Ibérica. Más tarde, en segundo plano y durante la época califal, se construye una almazara de viga sobre parte de la villa romana, concretamente en el siglo X d.C. dividiéndose el yacimiento arqueológico en tres épocas diferentes, con construcciones de distinto uso; las termas romanas en la primera, la villa romana en la segunda y la almazara islámica en la tercera. Estos restos arqueológicos que constituyen Fuente Álamo tienen una importancia de primer orden, referente a la era romana y a su valor artístico. Se remontan al siglo I d.C., concretamente a la época de Julio Claudio. Fuente Álamo posee, asimismo, algunos mosaicos que forman parte del patrimonio artístico europeo, y que poseen conexiones ancestrales con obras de la misma época y de otros países.

Una vez hemos dejado claro qué es Fuente Álamo, la pregunta que nos sirve como hilo conductor de esta ruta es: nuestra enocultura comienza en Fuente Álamo, pero… ¿hasta dónde llega? Y es aquí cuando os invitamos a fijar la vista en Bodegas Delgado.

Bodegas Delgado fue fundada en 1874, cuando D. Antonio Delgado Gálvez junto a su esposa, Doña María Estrada Pérez, fundaron la bodega a partir de la adquisición de una partida de botas de roble americano en el actual pueblo de Moriles, entonces Zapateros. La labor iniciada por su fundador fue continuada por los herederos que han continuado con su expansión hasta nuestros días. Se encuentra situada en el centro histórico y geométrico del casco urbano de Puente Genil y en sus instalaciones se termina la crianza de los vinos y el proceso de tratamiento que incluye el embotellado y almacenamiento de los mismos. . El hecho de existir en sus naves botas en crianza con más de un siglo de vida, dificulta enormemente un posible traslado de las mismas. Es digno de destacar que durante la contienda civil española, la bodega no sufrió ningún tipo de daños, conservando su solera y sus productos, buena prueba del arraigo de la empresa entre los habitantes de la localidad de Puente Genil. Diversas zonas de La Bodega permanecen igual que cuando se fundó, sin apenas modificaciones, lo que constituye, sin duda, un aliciente añadido que la ennoblece a los ojos del visitante. En esta ruta podrás realizar una cata de los vinos que han recibido los galardonas más importantes.

Para finalizar la ruta, te proponemos disfrutar de la gastronomía típica de la zona en el restaurante Maruja Limón, situado en la ribera del río Genil.

Si desea realizar su reserva a través de internet, haga click aquí.

Contestar

Your email address will not be published.